fbpx

ANTICÍPATE A LA CONTRAOFERTA

Mayoritariamente, como empresarios de empresas familiares, pequeñas o medianas, no interesa una continua rotación entre los empleados. Cada vez más se atiende y entiende al recurso humano como uno de los recursos más preciados de la compañía. Se selecciona de forma más meditada y consciente con el fin de formar equipos que bien liderados lleguen a crear las sinergias necesarias para potenciar la empresa y conseguir buenos resultados.

Aún así, a menudo, el empresario se encuentra con empleados eficientes que desean dejar la empresa al no sentirse suficientemente reconocidos, valorados y bien pagados. Entonces, es cuando el empresario se alarma. Al no querer perder a tal empleado, y sobre todo al no desear que la eficacia y talento que le caracterizan beneficie a la competencia, propone una contraoferta. Las contraofertas, suelen alargar la temporada del empleado, pero en la mayoría de los casos a corto plazo.

¿Por qué?

Es del todo importante que tanto el empresario como el empleado sea consciente de su propia actuación. Es evidente, en la mayoría de los casos, que una contraoferta no es solución a largo plazo. Si un miembro del equipo piensa en algún momento cambiar de compañía será porque en ella no siente la satisfacción que requiere su persona para sentirse motivada, elevar su potencial al máximo e inspirarse en cada una de las tareas que le corresponden.

¿A quién no le gusta sentirse útil y usar su creatividad para realizar las tareas de forma ejemplar?

Cuando uno lo intenta y siente cortadas sus alas, ocurre que nadie más que uno mismo se otorga el reconocimiento que merece. Este reconocimiento no suele bastar. Las personas que forman las nuevas generaciones, priorizan la necesidad de sentirse realizadas y reconocidas, al salario. Actualmente lo que más motiva al empleado es sentirse realizado ejerciendo su rol y sintiéndose cómodo con su gente, con toda su gente.

La empresa de hoy tiene poco que ver con la empresa de hace un par de décadas. El empresario de hoy debe adaptarse al cambio de forma transigente si quiere dejar de hacer contraofertas a sus más efectivos empleados por miedo a perderlos y encontrarlos otorgando éxitos a su competencia. Al empleado eficiente hay que reconocerle su valía desde el minuto uno. La confianza, la conexión y la colaboración de los unos con los otros, desde arriba hasta abajo, en vertical y en horizontal, son hoy tres valores que no deben ser descuidados en la empresa moderna.

Hoy no conseguimos el éxito empresarial fijándonos en primera instancia en los resultados, hoy lo alcanzamos liderando de forma eficaz y auténtica a nuestro recurso humano. Es imprescindible mantenernos motivados en nuestro espacio y en nuestra jornada laboral, todos, desde el presidente hasta el practicante.

No olvides como líder que eres y debes ser practicar con tu equipo tu estilo de líder coach.

Si deseas reflexionar sobre los trece marcos de referencia para potenciar tu empresa y conseguir resultados excepcionales no olvides pedir tu libro:

“INSIGHT. El epicentro empresarial”.  Analiza la autenticidad en tu liderazgo.

Anna Matas.

www.annamatas.com

anna@annamatas.com

#liderazgoparaelexito

#allowyourmindtobetrained.