fbpx

DATE EL PERMISO PARA DELEGAR

PRESIDENTE EJECUTIVO: DATE PERMISO PARA DELEGAR

Como coach de empresa me desplazo a menudo a empresas que desean un acompañamiento externo, una mirada alternativa para dirigirse a un objetivo en concreto. Empresas presididas por un presidente ejecutivo con valores determinados y determinantes que puntualizan, marcan y distinguen la cultura de su empresa o de su organización. Personas que confían y creen en el resultado como consecuencia de la ejecución de unos valores propios y de una mirada apreciativa hacia el recurso humano de su compañía.

Sin embargo, en general y desde mi humilde opinión, siento que en la gran mayoría de excelentes y excepcionales presidentes de empresa se vive miedo o temor a fidelizar el proceso de delegación.

Es común y respetable sentir que nuestro talento, habilidad, experiencia…, supera al otro, al igual que pensar que quién mejor que nosotros para resolver, atender y servir. También es lícito pensar que al equipo la obtención de un resultado u otro no le compromete o responsabiliza de la misma manera que a ti como presidente ejecutivo. 

Lo es, pero para y reflexiona.

Erramos, nos sumergimos en la negatividad cerrando la opción al otro a sentirse reconocido, valorado, apto, perteneciente; impidiendo el paso a la motivación e invitando consecuentemente a la desmotivación del conjunto.

Deseo poner énfasis en la necesidad de la delegación a las más altas jerarquías de una empresa u organización. Es imprescindible aprender a delegar, ser capaz y obrar con valentía confiando en el compañero, en aquel que en su día tu mismo decidiste que formara parte de tu aventura empresarial, en aquel que, por tu ego, no por tu Ser, le impides la oportunidad de ejecutar, pues decides hacerlo tú por él.

Delegar es la acción más elevada y primordial del empresario ejecutivo. Es la acción que funciona como antídoto al estrés. Un fuerte estímulo emocional, que está y reside en tu interior (jamás en tu exterior), es siempre negativo, sin embargo, como todo estímulo o emoción negativa podemos y debemos polarizarlo en positivo.

Los estímulos emocionales como el estrés son altos castigadores de nuestra salud física y psíquica, son estos estímulos los que provocan enfermedades graves como las depresiones, los cánceres o los infartos. -Esta información no es nueva para nadie, pero cuántos giramos el rostro a ella. Pues cuida, que no sea tarde.

Si lees este artículo no es por casualidad. Actúa. Aprende a liberarte de la presión emocional y controla a partir de tu consciencia: tus relaciones, tu confianza, tus malhumores, tu impaciencia, tu anhelo de salvador, tu persecución inhumana hacia objetivos que en solitario no te benefician mientras que, delegando en tu equipo, confiando en él y reconociéndole, te beneficiará a ti, a cada uno de los partícipes de la delegación y consecuentemente te dará lo que esperas: resultados excepcionales.

No eres “Superman”, no lo eres porque no existe, eres persona y por ello debes quererte y cuidarte, poner límites y permitirte ocuparte de lo que realmente es para ti más importante.

Para ello es indispensable la reflexión, sin reflexión no hay sabiduría y sin sabiduría una persona no puede sentirse bien, una persona no puede sentirse libre.

Date el permiso de delegar y disfruta de tu tiempo contigo mismo y con aquellas personas que mucho te importan. Date el permiso de Ser.

Puedes reflexionar y analizar más sobre este tema y sobre los marcos de referencia para potenciar tu empresa y conseguir resultados excepcionales para tu organismo y muy en especial para ti, obteniendo la lectura “INSIGHT. El epicentro empresarial”. Puedes obtenerlo clicando en el link que te presento.

Anna Matas.

anna@annamatas.com

www.annamatas.com

#allowyourmindtobetrained      #liderazgoparaelexito