fbpx

COHERENCIA CARDÍACA: «VE DÓNDE TE MANDE EL CORAZÓN»

Entendamos al corazón, a la mente y al cuerpo desde el campo de la biofísica. 

El corazón es la antena del cuerpo. Es el campo magnético más potente que los seres humanos tenemos. El corazón es el órgano que nos avisa de lo que nos hace sentir bien y de lo que no. El corazón tolera la bondad: la amabilidad, el altruismo y la generosidad, mientras que no tolera la pena, la frustración, la falta de aceptación, la decepción. Cuando el corazón no tolera los pensamientos nos hace sentir emocional y físicamente mal: trastornos emocionales, digestivos, urinarios, ginecológicos son síntomas que pueden aparecen. Campos magnéticos dependientes del corazón.

Esta información confirmada y evidenciada por expertos en cardiología, vale la pena no olvidarla en nuestro día a día. Habituarnos a situaciones que nos lleven a sentimientos y pensamientos positivos y agradables que parten de la bondad,  acortando y desviando aquellos que parten del pesimismo y la negatividad, nos hará sentir bien.

Las decisiones más importantes las decidimos con el corazón.  Es importante  escuchar al corazón. Debemos hacerlo más a menudo, nos sentiremos mejor con nosotros mismos y con los demás. Las “corazonadas” acaban siempre teniendo más peso que los argumentos racionales. El pensamiento que viene del corazón es auténtico.

Es importante la atención consciente para automatizar hábitos saludables. Por ejemplo, si nos habituamos a serenarnos reconduciremos el estado de inquietud y de estrés que tanto daño nos hace a muchos de nosotros; si aprendemos y nos habituamos a acortar, interrumpir o desviar pensamientos negativos a pensamientos positivos nos sentiremos bien.

No pasará a ser todo hermoso y agradable, la adversidad y los sentimientos negativos seguirán presentes en nosotros, pero podremos dominarlos y hacer de ellos lo que decidamos. Tantas cosas que pretendemos dominar en nuestro día a día, ¿por qué no tratamos de dominarnos a nosotros mismos y dejamos de sufrir como sufrimos?

Practica el Kindfulness, céntrate en la bondad: cultiva la ternura y la humanidad. Con la bondad estimulamos las serotoninas y las endorfinas, la droga del cerebro que produce felicidad y estados personales positivos.

Si cada uno de nosotros prestara un poco más de atención a la bondad el mundo sería mejor.

                                                  “La intel.ligència del cor” L’ofici de viure

anna@annamatas.com www.annamatas.com

#allowyourmindtobetrained