fbpx

PUESTO LABORAL: UN BIEN MUY PRECIADO.

Vaya con el SXXI. No nos deja respirar… salimos de una crisis y entramos en otra, inmersos en una volatilidad que impresiona, en un mundo global cada vez más diverso, dónde la tecnología avanza de forma desmedida, ¿qué nos deparará el futuro próximo?

Como individuos estamos haciendo estragos y debemos seguir haciéndolos para mantener una autoestima alta, para seguir, para crear, para reinventar, para descubrir, para encontrar nuevas estrategias… para sobrevivir.

 Aquel que persiste, aquel que no abandona, aquel que sabe aprovechar las oportunidades y ve la adversidad, la dificultad, el error y el fracaso como peldaño que le acerca hacia su propósito, éste es el que no sólo vence sino que disfruta a lo largo de todo el recorrido hacia su éxito.

Para no desfallecer debemos hacer, hoy más que nunca, un buen uso de las habilidades esenciales para la vida y de las competencias básicas de la Inteligencia Emocional.  Hoy, más que nunca, debemos tratar de ser efectivos emocionalmente, debemos a partir de nuestra honestidad y habilidad conseguir captar la atención de los demás, de todas aquellas personas que nos interesan para poder mantener relaciones interpersonales sanas en todas las áreas de nuestra vida: personal, de pareja, familiar, social y laboral.  Sólo a partir de nuestros valores, de nuestra honestidad e integridad conseguiremos mantener elevada nuestra autoestima.  Requisito básico para no rendirnos a pesar de todos los tropiezos e inconvenientes que, sin duda, seguirán apareciendo. Si conseguimos un equilibrio vital permanente en nosotros nada nos desviará de la persistencia, la valentía y el coraje que necesitamos para avanzar con determinación, confianza y seguridad.

No hay área vital que sea fácil y no deba trabajarse para que resulte satisfactoria.  Pero hoy en día, sentirse satisfecho en el área laboral resulta realmente costoso, no resulta fácil asegurarse un puesto de trabajo, además debes trabajar más horas, a menor sueldo, contando con menos recursos, y sin la seguridad de tener trabajo para toda la vida. La situación laboral actual provoca en miles de casos conflicto y sufrimiento. Como individuos somos responsables de mantener nuestra propia estabilidad psicológica aprendiendo a gestionar el pensamiento negativo, consiguiendo una actitud armónica en el campo laboral, encontrando las fuentes de  motivación, trabajando para liderar nuestro propio cargo, sintiéndonos  satisfechos de nuestra actitud y desarrollo y, consecuentemente, satisfaciendo a la empresa.

Estar bien en nuestro puesto de trabajo depende de motivaciones extrínsecas (del exterior, no dependen de nosotros, dependen de la empresa: atención al recurso humano y a la armonía grupal),   pero también de motivaciones intrínsecas (de nuestro interior, dependen sólo de nosotros:  automotivación- entender qué es lo que nos anima a movernos, potenciar la curiosidad, marcar objetivos a corto plazo, hacernos cargo de nuestro horario, encontrando cada día un tiempo para nosotros,  para relajarnos disfrutando de lo puramente nuestro). Valoremos nuestro puesto de trabajo como un bien muy preciado. (Recuerda el día que te ofrecieron el puesto lo agradecido y motivado que estabas, ¿a qué nivel se encuentra hoy tu agradecimiento y tu motivación?, trabaja para que no decaiga).

 “La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito” Ralph Waldo Emerson.

anna@annamatas.com www.annamatas.com

#allowyourmindtobetrained