fbpx

EDUCAR O MALEDUCAR

Educar es responsabilizarte de aquel que se encuentra bajo tu regazo en el día de hoy y para el mañana.
Hay que moldear y educar a los niños de lo contrario no saldrán adelante. Los chicos hacen todo lo posible por conseguir la atención de los otros niños y de los adultos, esta atención les convierte en jugadores de equipo eficientes. Es vital para ellos.
Les hacemos daño cuando renunciamos como padres a convertirlos en personas conscientes, respetuosas y espabiladas. Se les daña cuando quienes cuidan de ellos por temor a cualquier conflicto o discordia ya no se atreven a corregirlos y los dejan sin atención alguna. Este tipo de niños son ignorados por el resto de niños, no divierte jugar con ellos. «Un adulto puede y debe vencer a un niño de dos años».
No podemos proteger totalmente a nuestros hijos del miedo y del dolor. Un niño que mira y escucha en vez de hacer lo que quiere, que sabe jugar y no lloriquea, que es gracioso pero no harta, es alguien con quien se puede confiar… Ese niño tendrá amigos allí donde vaya. Ese niño resultará una persona respetada y reconocida por la sociedad.

Regla número 5 «12 reglas para vivir» Jordan Peterson.

La madre edípica («Tan solo vivo para ti»), aquella que les hace todo a sus hijos: les ata los cordones, les corta la comida y les deja demasiado a menudo que se deslicen dentro de la cama que comparte con su pareja, hace un pacto consigo misma, con sus hijos y con el mismo diablo. Este es el trato:» sobre todo no me dejes nunca, a cambio, te lo haré todo». A medida que crece sin madurar, se convierte en alguien inútil, amargado, pero nunca tendrá que asumir ninguna responsabilidad y todas las cosas que haga que están mal serán siempre culpa de otra persona. Hay hijos que no lo aceptan, tienen todos capacidad de elección en esta cuestión.
Las protecciones excesivas destruyen el alma que está desarrollándose. La vida se hace dura y pesada.
Las personas cuando trabajan juntas se imponen entre sí un código de comportamiento: haz tu trabajo. Carga con lo que te toca. Mantente despierto y presta atención. No te quejes, ni seas delicado. Defiende a tus amigos y compañeros. No seas un servil ni un soplón. No seas dependiente. Para nada. Nunca.
Las provocaciones que forman parte de la aceptación en una cuadrilla de obreros son una prueba:» ¿Eres duro, divertido, competente y fiable? Si no, lárgate. No queremos aguantar tu narcisismo y no queremos hacer tu trabajo».

Regla número 11 «12 reglas para vivir » Jordan Peterson

Maslow lo simplifica en su pirámide de necesidades básicas de la persona. De los cinco niveles de necesidades dos de ellos, el tercero y el cuarto, están relacionados con la importancia de las relaciones interpersonales, ser una persona respetuosa, consciente y espabilada, te otorga el reconocimiento de ti mismo y de los demás, vital para toda persona.
Como educadores que somos debemos ser conscientes de la responsabilidad que tenemos a la hora de educar o maleducar a nuestros hijos. Su futuro depende de ello.

PROCESO DE MENTORING EDUCATIVO:

anna@annamtas.com www.annamatas.com

+34 657975448 #allowyourmindtobetrained