fbpx

EL AMOR JAMÁS SERÁ VENCIDO.

A pesar de nuestra unicidad, de ser únicos hoy y para siempre, existe en cada uno de nosotros un personaje auténtico, humilde y bondadoso y otro personaje maldito, temeroso e iracundo.
Existen muchas palabras para designar a las variadas emociones que experimentamos a lo largo de nuestros días. Pero en lo más profundo solo existen dos: el amor y el temor. Todas las emociones positivas proceden del amor, todas las negativas nacen del temor.
Vivir el presente, el hoy, saber disfrutar de cada uno de nuestros días, de nuestros momentos, es vivir el amor. Ser agradecido por lo que tienes, por las cosas tal como son, por quién eres, por tu unicidad, es vivir el amor. El verdadero poder nace del conocimiento de quiénes somos y de nuestro lugar en el mundo. No existe dolor ni maldad en la entrega, solo alivio y fuerza. Nadie sabe por qué realmente ocurren los acontecimientos en nuestra vida. El problema recae en que creemos que deberíamos saberlo, pero vivir requiere humildad, ya que la vida es tan solo un misterio.
Aprendamos a confiar en el universo y empecemos a relajarnos, a entender que a la única persona que controlamos es la nuestra. Jamás podremos controlar la vida de nadie más. No intentemos pues, cambiar al otro, si has elegido a una persona que no puede darte amor, ternura y afecto en tus relaciones, elige a otra. No permitas que la gente sea negligente con tu amor. No todas las relaciones tienen que durar toda una vida, algunas deben terminar.
Apoyémonos en aquellas personas auténticas y especiales que suelen pasar desapercibidas. Aquellas que no juzgan ni etiquetan, no agreden pero saben defenderse, no manipulan pero tampoco dejan manipularse. Aquellas personas que saben lo que hacen, se aceptan a ellas y a las circunstancias de la vida. Inspiran respeto y admiración. Suelen ser alegres y vitales, poseen una inteligencia racional natural y un gran sentido común. Personas generosas, amables, altamente resolutivas, humildes y sencillas. Personas agradecidas por el hecho de estar vivas y entender la vida como un milagro. Apoyémonos en ellas y veámonos nosotros retratados y reforzados en su encantadora manera de ser.
Controlemos nuestra mente con la ayuda de nuestro personaje auténtico y hagámosle resaltar por encima de nuestro personaje más temeroso.
«El amor jamás será vencido por el temor».

«Lecciones de vida» E. Kübler, D. Kessler

PROGRAMA DE AUTOCONOCIMIENTO PERSONAL.

anna@annamatas.com www.annamatas.com #allowyourmindtobetrained