fbpx

EL EMPRESARIO TAMBIÉN SIENTE.

El empresario en muchas situaciones siente la soledad, siente estar sólo ante la responsabilidad que requiere su cargo. Ser empresario es la envidia de muchos, de aquellos que no han tenido la valentía de emprender y hacer grande algo suyo. Cierto, ser empresario brinda recompensa y gratitud, pero también acusa desafíos y amargos momentos.

Cuando hablamos de optimizar el talento y rendimiento del equipo para maximizar el rendimiento global de la empresa, nos referimos como equipo a todos y a cada uno de los miembros de la organización; no a todos menos a ti: empresario, jefe, líder, gerente, supervisor, responsable de… Tu familia empresarial empieza por ti como pieza clave: tu eres quien piensa, supervisa, decide y también quien con tu ejemplo inspiras, acompañas y guías al resto del equipo. Metafóricamente hablando, tú representas el “padre” de la familia empresarial.

Normalmente cuando hablamos del equipo humano de la empresa, incluimos a cada una de las personas que tenemos bajo nuestra responsabilidad, y, nosotros como “padres” de la organización quedamos aislados. Sabemos bien qué, cómo y para qué debemos dirigir, acompañar, guiar y optimizar al otro, pero jamás se nos ocurre reaccionar y hacerlo con nosotros mismos.

Tú eres el responsable y supervisor de todo lo que ocurre en tu empresa, antes de optimizar y desear talento, servicio y productividad para los demás, deséalo para ti mismo.

Empresario, tú también sientes, tanto o más como los que están bajo tu guía. No caigas en el abandono personal, permítete ser acompañado, déjate apoyar por el coach o mentor profesional que entiende de asuntos emocionales. Empieza por ti. Te lo mereces y lo agradecerás. No creas que estás solo, jamás. Te tienes a ti mismo, que es lo más grade que puedes tener. Despierta tu lado más personal y aprende a encontrarte a ti mismo, a conocer tus reacciones más frecuentes, tus estados de ánimo, aprende a controlar, regular y gestionar tus emociones, pensamientos y sentimientos para así responder a tus decisiones y a tu responsabilidad de forma consciente, de la forma que tú y nadie más que tú decida hacerlo. La soledad no la vas a sentir nunca más, pues vas a entender que tu te acompaña, un al que muchas veces no escuchas, pero siempre está.

Empresario, como líder no solo debes apoyar al equipo, primero debes apoyarte a ti mismo. Sé grande tú y será grande todo lo que te propongas, con tu ejemplo será grande todo aquel que por ti se inspire.

COACHING EJECUTIVO: ELIGE TU PROPIO APOYO.

anna@annamatas.com   www.annamatas.com

#allowyourmindtobetrained

#liderazgoparaelexito

+34 657975448