fbpx

EMPRESA DE ALTO RENDIMIENTO

Lo que hace grandes a las empresas son las personas y cómo trabajan juntas.

En la empresa es nuestra gente quien atiende a los clientes, quien diseña, produce y distribuye los productos. Es nuestra gente quien genera nuevas ideas y produce resultados, quien decide dedicar su energía y su talento a una causa que le importa.

El beneficio empresarial depende de la suma de talentos y esta depende, exclusivamente, de la motivación de tu gente.

Desempolvora las capacidades latentes de tus empleados y crea una cultura que coloque la conciencia y la responsabilidad personal en el propio “epicentro” de tu organización.

Los estudios hacen evidente la pérdida de productividad y el talento que se desaprovecha en la mayoría de las compañías.

Intenta invertir en tu gente, en el capital humano de tu empresa, el cual no debes considerarlo un “coste”, debes entenderlo como una actividad que genera beneficios y tiene un valor empresarial real. El Coaching empresarial es básico para conseguirlo.

Coaching personal:  las personas evolucionan y transforman sus puestos de trabajo, al mismo tiempo que sus vidas, embarcándose en un proceso de desarrollo personal.

Coaching organizacional: las organizaciones evolucionan y transforman los puestos de trabajo y las vidas de sus gentes en un proceso de desarrollo que engloba a toda la organización.

El Coaching no enseña nada, crea las condiciones necesarias para el aprendizaje y el desarrollo.

Fórmate como líder para poder ejercer tu estilo de liderazgo Coach en tu empresa y, transfórmala.

El trabajo satisface las necesidades primarias ofreciendo las necesidades más básicas del individuo, además el trabajo ofrece ascensos que permiten formar comunidad, prestigio y talento y tú, como coach de empresa, permites crear una cultura de alto rendimiento a partir de unos valores dando significado a tu propósito personal y profesional. Todos ganan, todos son importantes.

Como coach, uno no dice qué debe hacer el otro, no niega la capacidad de decisión, no incapacita, no limita el potencial ni desmotiva al empleado, sino todo lo contrario.

Actualmente los jóvenes (milenials) buscan signos de autorrealización, desean que su trabajo tenga sentido, que impacte en el otro y que sea valioso.

Las empresas ya buscan un cambio en el estilo de liderazgo y los empleados ya lo exigen, si no deseas que estos empleados más maduros y talentosos se desencanten, debes cambiar. Estos ya no buscan un trabajo para toda la vida, cambian si no se sienten satisfechos. Necesitan señales que les ayuden a fomentar la seguridad en sí mismos tomando decisiones propias y encontrado sentido y propósito a su trabajo.

Todavía hoy, encontramos líderes de empresa arrogantes, dominantes y vanidosos. Debes intentar hacer lo correcto de verdad, en lugar de intentar “aparentar” que haces lo correcto o que lo haces bien. La autenticidad es lo único que proporciona la sensación de bienestar en uno mismo y en el otro.

El coaching es el mecanismo de transformación; es la alquimia de A a B, es decir, de la empresa tradicional a la empresa moderna de alto rendimiento.

El Coaching es aprendizaje adulto puesto en práctica: cooperación, colaboración y creer en el potencial.

Cooperar- hacer algo para que junto al esfuerzo de otra persona se consiga un determinado objetivo. (Unión de talentos. Sinergia).

Colaborar- trabajar conjuntamente con otras personas en una tarea común como ayuda o desinteresadamente.

Creer en el potencial- “Yo puedo”.

Coaching para líderes de empresa: adopta un estilo de liderazgo basado en el Coaching y se tú el Coach de tu propia empresa creando una cultura de alto rendimiento.

Si deseas profundizar más en el liderazgo estilo Coach no dejes de leer “INSIGHT. Epicentro empresarial”.

Anna Matas.

anna@annamatas.com

www.annamatas.com

#liderazgoparaelexito