fbpx

HUYE DEL 5%

Vivimos en un contexto maravilloso; con la pareja perfecta, la amada familia, los entrañables amigos…

Tratemos hoy la ocupación laboral y lo mucho que esta depende de nuestros estados de ánimo y de nuestro bienestar en general.

Dedicamos un montón de horas a nuestra ocupación laboral.

Un día escogemos comprometernos con entusiasmo a un trabajo en concreto. Generalmente, pensamos o ni siquiera llegamos a ello, que sin una dedicación expresa de concienciación y de motivación, ese entusiasmo va a ser eterno.

Poco a poco nos damos cuenta de que el trabajo que estamos realizando no es lo que escogimos, no es para nosotros, estamos perdiendo el tiempo, nos sentimos muy poco útiles y menos reconocidos. Día a día la desmotivación se va pronunciando hasta que esa torpeza llega a fastidiar nuestro maravilloso contexto vital.

(Escribo en plural ya que está demostrado que casi un 95% de las personas no se sienten satisfechas en sus ocupaciones laborales. Si eres del 5% restante, sé ejemplo para los demás y no permitas que esto ocurra).

Debemos entender que todo está conectado, también lo están nuestros ámbitos vitales. Solamente que uno de ellos no nos satisfaga como deseamos, nuestros otros ámbitos, sin entender ni saber por qué, también decaen perjudicando, en mayor o menor medida, nuestros estados de ánimo.

No se trata de habernos equivocado al escoger, se trata de no ser conscientes de lo importante que es en nuestras vidas nuestra ocupación laboral.

Si eres uno del 95% convéncete de que tu bienestar solamente depende de ti. No te maltrates más, decide qué deseas hacer en cada una de las horas de tu vida.

En tu estado actual, solamente dos opciones:

  1. Mantén tu puesto laboral ejercitando la motivación en tu día a día buscando tú mismo las estrategias o mecanismos necesarios para satisfacerte y sentirte útil, luego reconocido.
  • Sin prisa, pero sin pausa pon en marcha la búsqueda de una ocupación que sea de tu agrado. No olvides que esta debe estar relacionada con tu talento, tu don es decir la capacidad universal que la vida te ha regalado. Una ocupación en la que inviertas haciendo aquello que sabes que haces muy bien y que disfrutas haciéndolo.

No nos equivoquemos, sin conciencia no existe la motivación y sin motivación no existe ni el bienestar ni el éxito personal. Esto es lo que hay… y agradece que lo hay.

No esperes más, aprovecha las oportunidades que te ofrece la vida y vívela con el entusiasmo que te mereces.

Si deseas leer sobre motivación y ocupación laboral, clica en este link y hazte con la lectura “INSIGHT. El epicentro empresarial”.

Anna Matas. Coach empresarial, consultora personal.

Autora de:

anna@annamatas.com

www.annamatas.com