fbpx

SOY ASOCIAL, AÚN ASÍ, DEBO RELACIONARME. ¡QUÉ PESADILLA!

SOY ASOCIAL, AUN ASÍ, DEBO RELACIONARME. ¡QUÉ PESADILLA!

Somos humanos, somos sociales, debemos relacionarnos para integrarnos en este mundo.  Sabemos que todos somos distintos, algunos más distintos que otros.  Unos hemos nacido con un temperamento más empático y abierto, otros con un temperamento más cerrado y asocial, entre estos dos extremos infinidad de variantes.

Me gustaría referirme y dedicar este artículo a aquellas personas que se encuentran en el segundo extremo. Aquellas tantas personas que sienten poco o ningún estímulo a la hora de relacionarse con el conjunto. Personas que desearían encerrarse en su mundo y vivir disfrutando de la vida solamente a partir de sus relaciones intrapersonales.  Personas que deben integrarse a la sociedad para sobrevivir a pesar de su interés y desagrado.

Una de mis actuales procesos de coaching, se desarrolla con una jovencita que se encuentra en este perfil. Una chica preciosa física y de corazón, cuidada, inteligentísima (muy por encima de la media), educada…, silenciosa, introvertida, muy suya. 

Es consciente de que necesita ayuda, por ello pide un acompañamiento para poder aprender herramientas y estrategias para ser capaz de transmitir mensajes, para conversar, para preguntar y responder como hace la mayoría de personas, para ella, absolutamente todo el mundo, excepto ella, claro está. Se siente distinta y única con esta dificultad. Hoy no la acepta y tiene el coraje de pedir ayuda. ¡Enhorabuena!

Es consciente que debe actuar, que debe entrenarse y hacer de sus relaciones interpersonales relaciones posibles, aunque sean disimuladas, que no quiere decir falsas o deshonestas, para ella sentirse victoriosa y poder sobrevivir en este mundo social.

Trabajamos juntas varias sesiones para que desbloquee miedos y temores, para que sepa valorarse y pueda entregar su riquísima inteligencia y sus demás fortalezas a sus compañeras de clase, a su equipo de deporte, a su equipo de trabajo y a sus personas más allegadas como padre, madre y hermanos.

Todos, absolutamente todos somos capaces de cambiar actitudes, de disimular emociones, de regular, gestionar y controlar sentimientos y estados de ánimo y todos debemos hacerlo para conseguir alcanzar la paz, la seguridad y la confianza con nosotros mismos y con los demás. Para sentirnos tan grandes como somos, potenciando nuestras fortalezas y prestando atención a nuestras debilidades. Cuando somos conscientes de ello no solamente actuamos y conseguimos cambios importantes, sino que nos enorgullecemos de ello y crecemos como personas.

Mi coecher tiene una ventaja respecto a demasiadas personas, disfruta con las relaciones consigo misma, de su independencia y de sus momentos de soledad, que privilegio. Todos, de la misma manera, deberíamos ser capaces de alcanzar la autodeterminación para disfrutar de los bellos momentos y de la riqueza de la soledad.

Descubre tus debilidades, sé consciente de ellas y acéptalas o bien entrénate para potenciarlas. Todos podemos cambiar actitudes, pero primer debemos saber cuál es la actitud que deseamos cambiar.

COACHING DE DESARROLLO PERSONAL.  (Academia AMT- sesiones online/ o bien presencial-individual o colectivo)

anna@annamatas.com    www.annamatas.com   

#allowyourmindtobetrained

+34 657975448